Cirugía refractiva con láser

Hasta hace unos años la intervención quirúrgica más difundida para la corrección de la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo de forma definitiva era el la "queratomileusis in situ asistida por laser" LASIK.  Esta técnica ha ido perdiendo fuerza frente a la aparición de nuevas opciones menos agresivas.  

 

En nuestra clínica somos expertos en la técnica Femtolasik ASFERICO, eliminando las complicaciones intra y postoperatorias de la aplicación de anteriores técnicas de cirugía refractiva.

 

El Femtolasik es una cirugía extraocular que consiste en la combinación de dos técnicas: el Laser Femtosegundo y Laser Excimer y que está especialmente indicada para pacientes con ametropías hasta a 4 dioptrías en el caso de hipermetropía, y a 8 dioptrías en el caso de la miopía. La ablación ASFERICA (asfericidad guiada basada en mapas topográficos) consiste en ajustar la aberración esférica del sistema óptico del paciente,  mediante una ablación personalizada.

Para ello usamos el LASER EXCIMER y realizamos un tallado Asférico del tejido corneal, este parámetro responsable de la calidad visual, especialmente por la noche. Los pacientesoperados con esta técnica, no padecen halos en visión nocturna. Recomendamos ésta ablación ASFÉRICA personalizada a pacientes con más de 3 dioptrías que sean candidatos a la cirugía con laser, sumando  la esfera y el cilindro de la corrección óptica del paciente.

 

Se trata de una intervención rápida, indolora que se caracteriza por una recuperación de la visión inmediata.

 

Tras instilar unas gotas de anestésico tópico al paciente, el cirujano, aplicará la técnica LASER Femtosegundo, consiguiendo un flap corneal de forma controlada, sin producir daños ni quemaduras en los tejidos vecinos para proceder.  A continuación, se realiza la ablación del tejido corneal (tallado) con la ayuda del el LASER Excimer con un nivel muy avanzado de seguridad y precisión. Con los nuevos láseres de tallado ASFÉRICO, se puede ablacionar desde 0,12 hasta más de 10 dioptrías, consiguiendo una calidad de imagen excelente tanto diurna como nocturna.

 

El LASER Excimer es un haz de luz ultravioleta que incide sobre la capa intermedia de la córnea volatilizando el tejido y permitiendo su moldeo sin alterar ni dañar otras partes de la córnea.

 

Así, en el caso de la miopía, el Excimer actúa sobre la zona central de la córnea aplanando la curvatura base. En el caso de la hipermetropía se realiza una ablación periférica que aumenta la curvatura en el centro de la córnea.  El tratamiento del astigmatismo moldea las zonas más irregulares y curvas de la córnea, consiguiendo en todos los casos la corrección del defecto refractivo.

 

A partir de -3 dioptrías, la técnica recomendada es el FEMTOLASIK ASFÉRICO que sigue el mismo procedimiento que el anterior pero ajustando la asfericidad de la cornea y consiguiendo una mejor agudeza visual y mejor visión nocturna, con esta técnica los pacientes no padecen halos alrededor de las luces en visión nocturna

En casos de ojo seco moderado-grave creemos que es mejor técnica, la cirugía refractiva con lentes fáquicas tipo ICL, puesto que la sintomatología de ojo seco puede empeorar con las técnicas LASER, dificultando la recuperación postoperatoria del paciente. En el estudio preoperatorio es muy importante valorar el grado de ojo seco del paciente mediante el test de Schirmer basal, reflejo y el BUT (tiempo de la ruptura de la película lagrimal). Además de otras pruebas importantes (OCT, PENTACAM, MICROSCOPIA ENDOTELIAL) y las exploraciones necesarias para establecer la seguridad del procedimiento. Sólo intervenimos pacientes que se encuentren dentro de los parámetros de seguridad establecidos por las sociedades científicas internacionales.

La cirugía refractiva láser paso a paso

La cirugía láser se realiza de forma ambulatoria y tiene una duración aproximada de 10 minutos, el FEMTO LASER y el LASER EXCIMER tan sólo tardan 20 segundos  en crear el FLAP y ablacionar el tejido corneal.

La cirugía se realiza de manera ambulatoria, no requiere la hospitalización del paciente. Además, es una intevención indolora, segura y predecible, que no precisa de anestesia y proporciona al paciente una recuperación rápida y sin complicaciones.

 

Preoperatorio

 

El paciente deberá acudir a nuestro centro para estudiarle mediante la mas moderna tecnología (PENTACAM, IOL MASTER 700, TOMOGRAFÍA DE COHERENCIA ÓPTICA, OFTALMOSCOPIA INDIRECTA) y establecer si el procedimiento quirúrgico cumple con los criterios  de seguridad internacionales, para poder realizar la cirugía refractiva con totoal precisión y seguridad.

También se decidirá la aplicación de la técnica más apropiada en función de su del resultado de las pruebas, el defecto de refracción (la graduación) y las necesidades de visión del paciente (lejos, intermedia, ordenador y/o cerca). Estos datos son muy importantes ya que también nos servirán para programar el láser el día de la intervención. Una vez realizado el diagnóstico y determinada la graduación subjetiva y ciclopléjica, el paciente será citado para la intervención en nuestra clínica donde deberá acudir con una preparación específica.

 

Operatorio


Una vez preparado el paciente e introducido todos los datos personalizados en el equipo láser, se levanta una fina capa de tejido corneal semejante a una lentilla mediante la técnica Láser Femtosegundo dejando libre la zona donde va a efectuarse la ablación con el láser Excímer.

 

El Laser Excimer actúa en la zona de la córnea donde se ha de corregir el defecto refractivo durante los segundos programados anteriormente (de 5 a 20 aprox) en función del análisis de los estudios optométricos y morfológicos realizados al paciente.

Una vez corregido el defecto, procederemos a reposicionar la fina capa de tejido corneal sin necesidad de puntos o suturas.

Tras un breve periodo de descanso, el paciente podrá marcharse a su domicilio donde iniciará su recuperación.

 

Postoperatorio


La recuperación de este tipo de intervenciones es muy rápida y habitualmente está exenta de complicaciones. Es normal que durante las primeras horas el paciente pueda notar ligeras molestias como escozor o lagrimeo que suelen pasarse inmediatamente en el transcurso de un periodo de tiempo breve. De la misma forma, el paciente comenzará a ver nítidamente en unas pocas horas pudiendo realizar vida normal en pocas horas tras la cirugía.

Por prescripción, el paciente deberá acudir a nuestra consulta al día siguiente para realizar un control, seguiremos al paciente a la semana, al mes, a los 3 meses y a los 6 meses de la cirugía hasta recibir el alta definitiva.


 
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Oftalmología Orduna 2017