Vitrectomía para el tratamiento de las miodesopsias

Nuestra técnica de elección para el tratamiento de las miodesopsias es el LASER de nanosegundo, pero existen casos en los que indicamos VITRECTOMÍA PARA EL TRATAMIENTO DE LAS MIODESOPSIAS. 

Un paciente que padece miodesopsias incapacitantes, localizadas en el eje visual, a menos de 2mm de la retina, no es candidato a tratamiento LASER y podría valorarse la realización de una vitrectomía.

Esta se realiza en nuestra clínica desde que se desarrolló en el año 1983 por Robert Machemer. Desde el año 1984 hemos operado de vitrectomía a más de 1000 pacientes. El Dr Fernando Orduna Díez fué pionero en esta técnica en España. En aquél momento se realizaba una vitrectomía a los pacientes que padecían desprendimiento de retina, hemorragia vítrea y membrana epirretinana. Actualmente además de los anteriores casos se están ampliando las indicaciones a patologías cada vez menos avanzadas, dado el aumento en seguridad, velocidad y control de las modernas plataformas que utilizamos. 

A pesar de la grandísima experiencia acumulada del Dr Orduna en los cientos de casos intervenidos de vitrectomía, consideramos que es una técnica de riesgo elevado. Solo debe indicarse bajo un juicioso criterio médico, valorando en base a nuestra experiencia el balance riesgo/beneficio para nuestros pacientes.

Se estima que tras una vitrectomía por patología macular (similar a las miodesopsias) puede aparecer como complicación postoperatoria un desprendimiento de retina en el 2 % de los casos, esta complicación es muy grave, y puede acabar en una gran pérdida de agudeza visual para el paciente, a pesar de que se consiga curar el desprendimiento de retina.

El Dr. Stevie Tan ha publicado una larga serie de casos sometidos a vitrectomía por miodesopsias (Am J Ophthalmol, 2011) 

El resumen es el siguiente.

 El seguimiento medio de los pacientes es de 10 meses.

Se incluye 116 pacientes,  de los cuales 86 padecieron miodesopsias primarias y el resto padecian opacidades de vítreo secundarias (a uveítis, desprendimiento de retina, y otras enfermedades oculares).

Los pacientes rellenaron un cuestionario de satisfacción y está mostró un resultado satisfactorio. Mostraron una satisfacción alta en 88%-93% de los pacientes intervenidos mediante vitrectomía pars plana por miodesopsias.

Es bien sabido que esta intervención no está libre de complicaciones y la principal complicación fue la aparición durante la operación de desgarros de retina. Dicha complicación la presentaron un 16,4% de los casos ocasionando  un desprendimiento de retina en 3 casos (2,5%) . Uno de estos pacientes se complicó hasta el punto de acabar con baja visión y entrar en el rango de visión denominado ceguera legal.

Analizando otras series de casos en los cuales se realizó vitrectomía se observan resultados parecidos de complicaciones post operatorias. En estudios en los que se utilizo la vitrectomía como tratamiento para enfermedades maculares las complicaciones reportadas fueron (aparición de desgarros de retina en 11%-24% en calibres 20G y 3-15% en calibre 23 G; aparición de desprendimiento de retina entre 0% y 6,8%).

Un detalle de especial relevancia fue la presencia o ausencia de desprendimiento de vítreo posterior. Encontraron una relación directa entre la creación de desgarros y la inducción intraoperatoria de desprendimiento vítreo posterior (DVP).

Aumentó considerablemente el número de pacientes con desgarros intrarretinianos en los casos en que se indujo el desprendimiento de vítreo posterior durante el acto quirúrgico. La frecuencia de desgarros fue del 30,5%, mientras que en los ojos con desprendimiento vítreo posterior completo preexistente antes de la cirugía y no fue necesario inducirlo de manera intraoperatoria, la frecuencia de desgarros fue de 11,6%. Esta diferencia fue estadísticamente significativa.

Otras complicaciones fueron membranas epirretinianas maculares en 2 casos y desprendimiento coroideo en un solo caso.

En el editorial de la revista Arch opthalmol Dr. Charles P. Wilkinson, comenta: la historia de un desprendimiento vítreo posterior previo sin problemas, se asocia a un riesgo significativamente reducido de desgarros tardíos o desprendimiento de retina tanto como complicación quirúrgica como en los casos en los que aplicamos un tratamiento profiláctico del desprendimiento de retina.

Hay que destacar la incidencia de catarata en el postoperatorio que obtuvo una incidencia cercana al 50%.

Como conclusión hay que destacar que esta cirugía debe ser valorada por el especialista en retina puesto en muchas ocasiones los contras pueden superar a los pros en la decisión quirúrgica a tomar.

En la clínica del Dr Orduna valoramos realizar vitrectomía como tratamiento de las miodesopsias incapacitantes, pero nuestro tratamiento de elección es la vitreolisis LASER, dada su baja tasa de complicaciones comparada con la vitrectomía. 

En caso de realizar vitrectomía con este propósito, realizaríamos un amplio estudio preoperatorio, reforzamos la retina periférica mediante fotocoagulación LASER 532 nm en los meses previos a la cirugía a modo de fotocerclaje 360º, realizamos extracción del cuerpo vítreo y desprendimiento de hialiodes posterior. En caso de que el paciente sea fáquico (no operado de catarata) seremos conservadores con el vítreo anterior, para intentar evitar la aparición de catarata en el postoperatorio.

En nuestra experiencia personal la incidencia de complicaciones e índice de aparición de catarata postoperatoria es muy similar a la publicada por el Dr. Stevie Tan (Am J Ophthalmol, 2011).

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Oftalmología Orduna 2017