Degeneración macular asociada a la edad (DMAE)

"La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es actualmente la principal causa de ceguera en personas mayores de más de sesenta y cinco años."

 

Pero no sólo la edad es el principal factor de riesgo, también pueden influir factores genéticos y factores ambientales y nutricionales como el tabaco y la dieta.

 

La degeneración macular se caracteriza por una falta de oxígeno en el área macular y por un crecimiento anómalo de sus vasos sanguíneos creando la denominada membrana neovascular subretiniana como respuesta del organismo a esa oxigenación deficiente. El resultado final es una cicatriz atrófica en la zona macular con la consiguiente pérdida de visión central.

 

Esta enfermedad se sucede en dos fases alternas: una fase húmeda (fase activa), cuyo desarrollo es más lento y durante la cual se produce una atrofia de la zona macular; y una fase seca (fase atrófica), en la que el curso de la enfermedad es mucho más rápido y el pronóstico más reservado. En esta fase se acumula líquido debajo de la mácula.

 

Las soluciones existentes consisten en hacer seguimientos periódicos durante todo el proceso mediante técnicas como la OCT, Oftamoscopía, Retinografía y cada vez menos Angiografía fluoresceínica para prever el inicio de la fase húmeda e instaurar con celeridad tratamientos paliativo-curativos con los que contamos hoy día como son la Inyección de Antiangiogénicos y la aplicación de láseres térmicos con el objetivo de mínimizar los efectos de esta fase y lograr una cicatriz macular optima que reste menos visión.

 

Síntomas de DMAE:
• Visión difusa
• Dificultad para ver cuando cambia la intensidad lumínica
• Presencia de un espacio en blanco o borroso en la visión central

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Oftalmología Orduna 2017