Desprendimiento posterior de humor vítreo (DPV)

"Las complicaciones más comunes del DPV asociado a la edad son los desgarros de retina, la hemorragia de vítreo, el desprendimiento de retina, y la hemorragia de retina o de papila."

El desprendimiento posterior del vítreo (DPV) es un padecimiento benigno en el que el vítreo o gel transparente que rellena el ojo por dentro y que está adherido a la retina por medio de unos anclajes, se separa de la misma.

 

Las partículas provenientes de este desprendimiento penetran en la retina convirtiéndose en flotadores o moscas volantes que son las sombras de las partículas atrapadas en el vítreo gelatinoso. Los destellos también los crea el humor vítreo cuando arrastra a la retina.

 

Puede aparecer en las distintas etapas de la vida o como resultado de un traumatismo. Cuando el paciente percibe estos síntomas es necesario realizar una evaluación oftalmológica que determinará si este proceso viene unido a una hemorragia, un desgarro o un desprendimiento de retina.

 

Síntomas de un desprendimiento posterior del vítreo:


• Aparición de un gran flotador en el campo de visión (ligamento o anillo de Weiss).
• Brillo intenso, centelleo o destellos de luz repentinos, que se hacen más evidentes cuando se apaga la luz o se mira por el ángulo externo del ojo (rabillo del ojo).
• Nube o telaraña flotando en el campo de visión.

Se puede constatar la presencia de DVP mediante la moderna técnica de tomografía de coherencia óptica " Enhanced HD line", disponible en nuestra clínica.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Oftalmología Orduna 2017