Retinopatía diabética

"La retinopatía diabética, junto a la diabetes mellitus, puede derivar en otros trastornos oculares como son el glaucoma y las cataratas."

La retinopatía diabética es una complicación ocular de la diabetes que está causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina. Se denomina así al conjunto de lesiones retinianas que se dan en el 80% de pacientes con diabetes de larga evolución y normalmente con un mal control metabólico de la misma.

 

Las labores preventivas van encaminadas a la vigilancia y anticipación de las manifestaciones oculares que puedan acontecer en el fondo del ojo y que dañan la visión, como el edema macular, las microhemorragias, exudados, neovasos, desprendimiento de retina e incluso ceguera.

 

Mediante técnicas como la Tomografía Óptica de Morfología (OCT), la oftalmoscopia, la retinografía y la angiografía fluorescénica podemos hacer un seguimiento exhaustivo de la enfermedad y aplicar el tratamiento más adecuado en cada momento, según la evolución del paciente.

 

El tratamiento más utilizado es la fotocoagulación por láser, en la que se aplica una luz fría sobre el ojo para destruir los nuevos vasos sanguíneos y sellar los que presentan pérdidas. Si la hemorragia es demasiado grande puede ser conveniente recurrir a la cirugía para extraer la sangre que ha entrado en el humor vítreo. La vitrectomía reemplaza gradualmente el humor vítreo y mejora la visión.

 

Síntomas de la retinopatía diabética:


• Visión borrosa y pérdida gradual de la visión
• Sombras o áreas de visión perdidas
• Dificultad para ver en la noche

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Oftalmología Orduna 2017